Pese a que cuando tiramos un plástico este suele ir a basureros o lugares donde lo incinera o reciclan, una gran parte termina en océanos y ríos a través de los sistemas de los sistemas de drenaje de las ciudades. Un 80% de los residuos que hay en el mar viene de tierra firme y el resto de la actividad de barcos y cruceros.

Es por eso que debemos concienciarnos evitando usar plásticos o mediante el uso de bolsas ecologicas pues solo de esta manera impediremos que seguir degradando nuestros mares.

Podemos encontrar residuos plásticos incluso en la Antártida o el Ártico. Se han encontrado “islas” de plásticos y resíduos de grandes magnitudes tanto en el Índico como en el Atlántico o el Pacífico.

El tiempo que tardan en degradarse estos residuos plásticos es mucho superior en los océanos que en la tierra puesto que en la tierra quedan enterrados y acaban desintegrándose pero en el mar quedan a merced de las corrientes .

El impacto que tienen sobre los seres vivos es enorme, muchos animales marinos como peces o tortugas quedan atrapados por los plásticos que causan laceraciones o incluso la muerte. Estos residuos plásticos también se han encontrado en el estómago de ballenas, tiburones, tortugas marinas y muchos otros animales.

Dada la vital importancia de acabar con los residuos plásticos de nuestros mares, algunas personas como el joven holandés Boyan Slat de tan solo 16 años han presentado iniciativas e inventos para terminar con los plásticos de océanos.
El invento que fue llamado The Ocean Cleanup basándose en la teoría de que no es necesario ir a por los deshechos si los océanos los mueven para ti.

Ahora Boyan Slat tiene 22 años y dirige un equipo de 50 personas y consiguió recaudar 10 millones de euros para lanzar el prototipo de este invento. Se trata de una enorme barrera de 100 metros que sin duda alguna ayudará con la labor.

Pero no existe barrera lo suficientemente grande como para luchar con este problema de modo que el otro frente de lucha es el de concienciar a la gente de usar el mínimo plástico posible, usar plásticos biodegradables y llevar los residuos plásticos a puntos de reciclaje.

Este documental nos narra este problema mostrando imágenes realmente impactantes y que sin duda nos ayudarán a tomar conciencia y ser más cuidadosos con el tratamiento de residuos plásticos.

Entre todos debemos evitar que cada año 8 millones de toneladas de plásticos se viertan al mar.